miércoles, agosto 16, 2006

Chao


Ha pasado más tiempo que la cresta y más agua bajo el puente de la que imaginé. Me resultó lo de irme asi que me voy de Chile en un mes más. Las vacaciones estuvieron mortales . Estoy feliz de irme, pero tengo una pequeña angustia en el corazón. Una incertidumbre más que justificada. Porque el atlántico no es menor y 3 años tampoco. Me voy. Adiós. Me despido desde acá de todos uds.

viernes, junio 16, 2006

yo te quiero libre


Las vueltas de la vida. Esta semana ha surgido una posibilidad no lejana de irme a estudiar afuera, lejos de Chile. Hace 3 días yo tenía claro que iba a postular a lo que quiero acá mismo y que probablemente me ganaría el cupo. Estaba viendo como me iba a organizar con los turnos, asumiendo que tenía que volver a hacer turnos de noche y apretar el presupuesto. Y ahora tengo la cabeza puesta en otro país. No sé si me va a rsultar esto, pero lo que más me ha gustado es tener esta sensación de libertad que me permite, eventualmente, mandarme cambiar sin ataduras, sin rollos. Y se siente fantástico. Mañana me voy a la playa con mi grupo muy cercano de amigas. Las que no están embarazadas están lactando, por lo que la posibilidad de carrete tóxico tiende a cero. Creo que una petaquita va a ser mi compañía este fin de semana. Me voy con los dedos cruzados...Lo mejor, me queda una semana para salir de vacaciones y me voy nada más ni nada menos que a New York a ver a mi gran amiga que está instalada allá. Estoy feliz. Tengo muchas ganas de verla. Y además vamos a ir a pegarle en la pera a mi hermana en Montreal para el festival de jazz. Esta semana sonrío. Las vueltas de la vida.

sábado, junio 03, 2006

Mujeres


Después de poco más de un mes puedo respirar tranquila. Todo partió con el PAP que lo tenía atrasado como un año y medio. Me vino una corazonada de aquellas y pedí hora con otro doc porque el mío andaba de viaje. No podía esperar, tenía esa maldita idea de que algo andaba mal. A la semana después, cuando me llamó el doc para decirme que el PAP estaba alterado y que tenía que hacerme una biopsia, me recagué de susto. La posibilidad (remota, lo sé) del cáncer, una histerectomía a mis 31 años y sin hijos, me dejó muy angustiada. Y después, peor aún, la biopsia mostró que la cosa era peor que lo que parecía. Por lo que tenía que operarme para sacar la lesión y así curarme. Me encontré entonces, al otro lado del pandero, de paciente pasando la noche en la clínica, pero esta vez, no de turno. El procedimiento quirúrgico fue bastante sencillo, nada de dolor ni complicaciones, menos mal. Pero quedaba el resultado de la biopsia final, otra semana de espera. El jueves tuve el informe en mis manos. Se confirmó que la lesión no iba más allá y que con la cirugía salió todo. Es decir, estoy curada y mi útero quedará puesto en su lugar. Seguramente si hubiera dejado pasar más tiempo estaría contando otra historia. En todo caso, el susto, la angustia y la pena no se la doy a nadie. Mujeres, porfavor háganse su PAP, no se dejen estar. Y hombres que leen esto, comenten esto con sus señoras, pololas, hermanas, amigas y madres.

viernes, mayo 26, 2006

Angeles


Hoy, y por primera vez con licencia médica en mi vida, me levanté para ir a almorzar con mi mamá y mi hermana. Iba manejando pensando en lo heavy que han sido estos últimos días y en lo agotadas que tengo mis pilas. Es como dijo alguna vez una gran amiga "me han puesto el corazón en una batidora, pero lo he sacado entero". Un poco así me he sentido. Super sensible, de repente angustiada, llorona. Probablemente uno de mis peores momentos, pero entera. En eso andaba mi cabeza cuando, en una esquina, se produjo el frenazo del primer auto de la fila con el consecuente efecto dominó para atrás. Mi reacción no estuvo tan mal, pero alcancé a darle un mínimo topón al de adelante. De esos que ni siquiera te dan ganas de bajarte a mirar. Sin embargo vi como se encendían los intermitentes del afectado y el chofer se bajaba y se dirigía directo a mi ventana. Yo, sin ánimo de discusiones, pensaba que casi le dejaba un cheque en blanco con tal de no pasar malos ratos, no ahora. Bajé la ventana y el individuo me miró fijamente y me dijo "¿estás bien? ¿te pasó algo?". Le contesté que no, que no tenía nada y le dije que me parecía que el topón había sido muy chico. "Si sé" me respondió. "Si me bajé para asegurarme de que estabas bien". "Si, gracias" contesté. Y se fue regalándome una sonrisa. Me fui manejando con un nudo en la garganta. Todavía hay ángeles en este planeta.

viernes, mayo 12, 2006

La desaparición


Mi desaparición temporal tiene sus razones. Que no se crea que las cosas son así porque si no más. Porque siempre he sido bien cuadrada y perna por lo que si tengo este blog es para postear y no para dejarlo botado. Varios motivos entonces.
1) Llegó mi hermana chica de Canadá. Mi primer post de la vida fue acerca de mi cabra chica. Ella no venía a Chile desde que se mandó cambiar hace 3 años y medio (puta que pasa el tiempo oye). Vino de vacaciones a su Chile querido por tres semanas. Uds se imaginarán que he aprovechado cada minuto de tiempo que he tenido para estar con ella y regalonear. Lo que más me gusta es caminar de la mano con ella como cuando eramos chicas y me la traía del colegio. Porque cuando no está la echo más de menos que la cresta. Pero ahora está acá y eso me hace feliz. Este fin de semana además se duplican las actividades familiares porque hoy está de cumpleaños esta niñita y vamos a celebrarlo en la Cumbre Guachaca con cueca, empaná y vino tinto. El domingo le lleva celebración maternal y todo el gueveo...en fin. Reuniones familiares múltiples.
2) La salud anduvo media complicada. Algo menor , pero que me tuvo asustada lloriqueosa y un poco tristona. No es nada para preocuparse , pero hay que hacerse algunas cosas desagradables propias de la actividad médica. Si bien la medicina es mi área, cuando a me toca personalmente me transformo en el ser más cobarde y neurótico de esta tierra. De seguro va a salir todo bien. He estado bien acompañada y eso ha sido rico.
3) Otra cosita.

Eso ha sido la cosa. Me voy a preparar para el carrete guachaca entonces tomándome sus buenos inhibidores de la bomba o en su defecto un bloqueador H2, el sucralfato igual aperra. ( si lo perno no se me pasa)

domingo, abril 30, 2006

Criticando, la perla


Trato de ir a ver cine chileno por esto de que hay que apoyar, que hay que ponerse, para las cosas resulten etc. Y voy a seguir comprando mi entradita para ver a los compatriotas en pantalla grande. Pero eso no significa que encuentre todo lo chileno bueno. De hecho fui a ver "La Sagrada Familia" y la encontré bien mala. Filmada en un estilo pseudodogma con una trama a veces desordenada(no compleja) y personajes que sobran. Personajes que están puestos ahí dando la impresión de querer demostrar que se es openmind, sólo porque hay una pareja gay en la película. (?). Daba lo mismo que estuvieran o no. Cero aporte. Igual que una exasperante muchachita de pocas palabras. Cero aporte también. Lo mejorcito es la actuación de Paty López.




También fui a ver "Iluminados por el fuego", reciente estreno argentino, cuyo tema es La Guerra de Las Malvinas y donde los enemigos no son los británicos, son los propios argentinos. El abuso, el miedo, el frío, lo absurdo, exhibido sin filtros. Fuerte. Sentida. Buenísima para mi gusto. Horrorosamente real. De esas películas que te dejan angustiado, pa dentro, rabioso. Esta emoción, la que te llevas a la casa y te dura varios días, se agradece.

viernes, abril 28, 2006

Tu me quieres blanca



Tú me quieres alba,
Me quieres de espumas,
Me quieres de nácar.
Que sea azucena
Sobre todas, casta.
De perfume tenue.
Corola cerrada

Ni un rayo de luna
Filtrado me haya.
Ni una margarita
Se diga mi hermana.
Tú me quieres nívea,
Tú me quieres blanca,
Tú me quieres alba.

Tú que hubiste todas
Las copas a mano,
De frutos y mieles
Los labios morados.
Tú que en el banquete
Cubierto de pámpanos
Dejaste las carnes
Festejando a Baco.
Tú que en los jardines
Negros del Engaño
Vestido de rojo
Corriste al Estrago.

Tú que el esqueleto
Conservas intacto
No sé todavía
Por cuáles milagros,
Me pretendes blanca
(Dios te lo perdone),
Me pretendes casta
(Dios te lo perdone),
¡Me pretendes alba!

Huye hacia los bosques,
Vete a la montaña;
Límpiate la boca;
Vive en las cabañas;
Toca con las manos
La tierra mojada;
Alimenta el cuerpo
Con raíz amarga;
Bebe de las rocas;
Duerme sobre escarcha;
Renueva tejidos
Con salitre y agua;
Habla con los pájaros
Y lévate al alba.
Y cuando las carnes
Te sean tornadas,
Y cuando hayas puesto
En ellas el alma
Que por las alcobas
Se quedó enredada,
Entonces, buen hombre,
Preténdeme blanca,
Preténdeme nívea,
Preténdeme casta.


Alfonsina Storni